martes, 2 de abril de 2013

Psicología e inversión financiera

Cómo aplicar la psicología y tener mentalidad de trading

Los mercados representan un amplio espacio en el que todos los inversores tienen posibilidades de participar, sin distinción de funciones ni de características: están los arriesgados, los conservadores, los acaudalados y hasta aquellos que disponen de escaso dinero para invertir. También proliferan los instrumentos que surgieron con el desarrollo de las nuevas tecnologías.
En la división entre inversores activos y pasivos está la eterna discusión sobre cuál de las dos metodologías es la mejor para capitalizar los ahorros. Los manuales indican que siempre es mejor tomar posiciones largas, pero hay momentos en que hacer operaciones dinámicas y de mayor riesgo podrían resultar atractivas.
En la actualidad, si revisamos el índice VIX, que mide la volatilidad del S&P 500 y el riesgo implícito en el mercado, podrá observarse que el mismo se encuentra en 15,36 puntos, cerca de del mínimo en 52 semanas de 12 puntos. Este escenario abre el apetito para llevar a cabo jugadas de mayor riesgo, pero vale remarcar cuáles son los ítems importantes que hay que tener en cuenta a la hora de aplicar una mentalidad de trading.
El sitio de educación financiera Investopedia publicó una reseña del libro Tradingpsychologie (Psicología del trading), escrito por el periodista y psicólogo Norman Welz, quien además en sus tiempos libres es un fiel seguidor del mercado de capitales. En su obra explica los fundamentos de este tipo de inversiones y resalta la aplicación de la psicología dentro de este campo.
Welz sostiene que un trader necesita disciplina, pero que no es el único requisito si es que se quiere operar de manera exitosa. También reconoce que el común de las personas tiende a buscar seguridad y tranquilidad en su vida cotidiana, pero el trading “es el negocio más inseguro en el cual uno puede adentrarse”. Además, el psicólogo y periodista asegura que no existe otra profesión que contenga emociones y reflejos tan intensos.
En su análisis, también apunta a que en el mercado de capitales el dinero se personifica: “en el mercado no se negocian sólo activos y dinero; nosotros nos volvemos el mismo dinero”.
Welz añade que otro factor elemental es determinar una mentalidad clara. Según su teoría, nuestro foco como inversores está influenciado por opiniones de amigos, parientes, libros y medios de comunicación, entre otros actores. Por lo tanto, aconseja despojarse de las opiniones externas y trazar nuestro propio imaginario, para evitar distorsiones que fijen patrones de conducta adversos en una idea de trading, pero no aclara si esto es fácil de lograrlo: “intentar el cambio de estos patrones se encuentra entre medio de la dificultad y el miedo”, enfatiza el autor.
Finalmente, con la idea de Welz de aplicar la psicología al campo del trading de las inversiones, el escritor sostiene que la importancia de entender la función que el estudio de la psiquis tiene para comprender las complejidades del mercado. Más allá importancia de utilizar la mente al momento de invertir, Welz sostiene enérgicamente que “el trading es 100% psicología, literalmente”.
Pruebe una demo de negociación gratis aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada