viernes, 10 de mayo de 2013

Incentivos para ser evasor en Argentina


Blanqueo: el evasor ahorra del 68% al 95% por eludir a la AFIP

Es la diferencia por adherir al perdón, frente a alguien que pagó todos los impuestos.



Sonrisas. Echegaray sonríe ante un comentario de Kicillof. NÉSTOR SIEIRA
Sonrisas. Echegaray sonríe ante un comentario de Kicillof. NÉSTOR SIEIRA


Por el perdón impositivo que implica la medida, quienes blanqueen dólares no declarados tienen un beneficio que va del 68% al 95%, según se trate de una persona o sociedad.
Así lo calculó el IARAF (Instituto Argentina de Análisis Fiscal).
El informe, elaborado por Andrés Mir y Nadin Argañaraz, dice que una persona o una sociedad que evadió en los últimos 5 años ingresos por 2.000 dólares dejó de pagar varios impuestos, como IVA, Ganancias, Bienes Personales o impuesto al cheque.
IARAF aclara que “ no se ha considerado la evasión del impuesto a los ingresos brutos ni la tasa de seguridad e higiene municipal, que incrementaría el beneficio estimado en el caso de que, como es de esperar, estos Fiscos se adhirieran al blanqueo”.
En el curso de esos 5 años, sobre esos US$ 10.000 ingresados, la persona física dejó de pagar impuestos en pesos por el equivalente a 4.051 dólares.
De esta manera, mientras el evasor tuvo ingresos sin deducción impositiva por US$ 10.000, quien cumplió con el pago de los impuestos se quedó con US$ 5.948. O sea, el evasor tiene un ingreso un 68% superior al cumplidor.
En el caso de una sociedad, la diferencia es del 95%, porque los impuestos suman el equivalente a US$ 4.878, quedando con un ingreso disponible de US$ 5.121 frente a los US$ 10.000 de la sociedad evasora.
IARAF explica que “para los evasores, lo que permite el blanqueo proyectado es la eliminación de los riesgos de la evasión — que incluye además del impuesto omitido los intereses y multas por la omisión realizada—y la posibilidad de realizar gastos y consumos en blanco con el dinero no declarado oportunamente”.
El Informe agrega que “en función de los incentivos que genera el blanqueo”, habrá quienes decidirán ingresar al blanqueo dejando de operar por el mercado paralelo. Y habrá otros, “que tienen pesos “en negro” que quieran aprovechar los beneficios del sistema y por lo tanto se conviertan en nuevos demandantes de dólares en el mercado paralelo”.
Esto último es así porque el proyecto solo permite el blanqueo de moneda extranjera.
El IARAF hace un cálculo adicional para el caso de que quienes blanqueen opten por adquirir el Bono con vencimiento en 2016, que otorga un 4% de interés anual.
En esos casos, la rentabilidad marginal se altera porque una inversión similar al del Bono 2016, actualmente disponible en el país, rinde el 12% anual.
En función de esta diferencia de rendimiento, y presuponiendo “en todos los casos el cumplimiento efectivo de las amortizaciones de los títulos emitidos por el Estado Argentino”, la rentabilidad adicional del evasor que ingresa al blanqueo en relación al contribuyente cumplidor es del 35%. Y de la sociedad evasora del 56%.
El argumento es oficial es que con el blanqueo, en adelante, el Fisco cobrará los impuestos. Pero algunos tributaristas dicen que nada impide que haya blanqueo por anticipado, blanqueando un monto mayor — tomando un préstamo en el exterior —para cubrir la evasión futura.


iECO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada