viernes, 19 de julio de 2013

Guerra de precios en las teléfonicas europeas


“Hemos llegado al límite en la guerra de precios”



Stéphane Richard es desde 2011 presidente y director general de Orange (ex France Télécom). Nacido en Couderan (Francia) en 1961, trabajó entre 2007 y 2009 con Christine Lagarde, actual directora del FMI, cuando era ministra de Economía de Francia.
Pregunta. ¿Hay que impulsar políticas que favorezcan la consolidación de grandes operadores europeos?
Respuesta. Hay demasiados operadores en Europa: cerca de 150 operadores activos en los 27 países de la Unión Europea mientras que en Estados Unidos y en China tienen cuatro de cobertura nacional. La industria Europea está muy fragmentada, y los operadores no tienen suficientes medios para invertir. El principal interés de la consolidación es aumentar la capacidad de inversión de los operadores y que crezcan en tamaño dentro del ecosistema mundial para que las relaciones de fuerza entre los grandes operadores y las grandes sociedades de Internet sean más equilibradas.
P. ¿Está a favor de una regulación europea de las telecos?
R. Es algo inevitable si queremos tener un espacio unificado. No podemos tener una Europa de las telecomunicaciones sin fronteras y al mismo tiempo 27 reguladores. Un ejemplo es el espectro, el uso de las frecuencias. Como no hay uniformidad es ineficiente.
P. ¿Qué papel puede jugar Orange dentro de ese proceso de consolidación europea?
R. Orange es uno de los cuatro operadores paneuropeos, pues estamos presentes en nueve países de la UE. Tenemos una vocación natural de ser polo de agrupación para la industria europea, sea consolidando el móvil donde sea posible o consolidando el fijo y el móvil.
P. ¿Es favorable a compartir infraestructuras tanto fijas como móviles en Europa?

“Hay demasiados operadores en Europa: cerca de 150 en 27 países”
R. Allá donde sea posible, estoy a favor. Es una manera de tener ciertos beneficios de la consolidación, pero sin llegar a completarla. Es como una “versión descafeinada” de la consolidación. Pero pienso que sería mejor tener menos operadores aunque estos tengan redes no compartidas. Así, ni en Estados Unidos ni en China se habla de compartir redes. Allí no tiene tanto sentido. En Orange creemos en la diferenciación por la calidad de nuestra red, especialmente en Internet móvil. Y esto pone ciertos límites a compartir.
P. ¿Es compatible la fuerte inversión que necesitan las nuevas redes con la rebaja de precios y la fuerte competencia?
R. No lo sé. Creo que es urgente que Europa haga una pausa en la búsqueda de precios siempre más inferiores. Los actuales son muy bajos, muy atractivos si los comparamos con otras grandes regiones del mundo; pero creo que hemos llegado al límite. Adentrarnos más en esta guerra de precios pondría en peligro la capacidad de inversión.
P. ¿Google, Facebook o Yahoo pueden ayudar en la financiación de las redes?
R. La participación financiera de los Over The Top, como se les denomina, no es una cuestión económica. No contamos con esta participación para financiar nuestras inversiones, es más bien una cuestión de principios. El sistema actual plantea un gran problema, porque no incita a los proveedores de contenidos en Internet a participar en la buena gestión de las redes y su optimización. Es preciso instaurar estos incentivos.
P. ¿Qué opina de la diferente fiscalidad de estas compañías?
R. Estas empresas tienen excelentes abogados, especialistas que saben perfectamente utilizar los fallos del sistema europeo. Hacen lo necesario para pagar lo menos posible. Esto crea una desigualdad de trato. Nosotros estamos en el extremo opuesto.
P. ¿Cómo es la relación de un grupo como Orange con compañías como Apple o Samsung?
R. Son relaciones de cooperación, aunque al tiempo hay unas relaciones de fuerza. Apple últimamente está abierto a una relación más equilibrada. Samsung siempre ha sido un colaborador muy constructivo y con buena disposición ante los operadores. Nosotros tratamos de apoyar la diversificación porque pensamos que no es bueno para el desarrollo del digital un duopolio. Tras ese duopolio tenemos a los sistemas operativos iOS y Android. La verdadera cuestión es la cuota de mercado de iOS y Android en los móviles.
P. En ese sentido, ¿qué opina de la iniciativa de Telefónica de tratar de impulsar Firefox como alternativa?
R. Compartimos con Telefónica la iniciativa para otros ecosistemas, pero no estamos convencidos de que Firefox sea la mejor alternativa. Nosotros, junto con otros grandes operadores chinos, surcoreanos, japoneses, incluido Samsung, apoyamos el sistema operativo Tizen.
P. ¿Qué opina de que compañías como Skype no quieran declararse como operador telefónico, aunque a veces funcionen como tal?
R. Es cierto que desde hace algunos años observamos el desarrollo de un cierto número de servicios Over The Top, que no son prestados por operadores, pero que, sin embargo, utilizan las redes. Tienen un modelo económico basado en la audiencia y la publicidad, es decir, en la gratuidad del servicio. Esto nos ha empujado, a operadores como nosotros, a ser más creativos en el plano tecnológico y en el del marketing. Por ejemplo, creando tarifas planas con los SMS ilimitados. Pensamos que los operadores tenemos una ventaja decisiva frente a los demás: nosotros proponemos servicios interoperables. Es decir, los servicios propuestos como, por ejemplo, Joyn, son accesibles a todas las personas independientemente del terminal o del operador.

“El sector europeo está muy fragmentado frente a China o EE UU”
P. Están lanzando el 4G. ¿Lo ven como oportunidad para elevar los ingresos?
R. El 4G es una necesidad para acompañar la explosión del uso de los datos móviles. Cada año se duplica el volumen de uso. Necesitamos entonces tener redes capaces de acompañar esta explosión y proponer una experiencia superior, tanto en el smartphone como en la tableta.
P. En España llevan mucho tiempo siendo el tercero, ¿para cuándo acercarse a los dos primeros?
R. Nos acercamos día a día. La diferencia con Vodafone se ha reducido mucho y yo confío en que nos adelantaremos dentro de unos años.
P. ¿Están dispuestos a comprar alguna otra compañía en España?
R. Fuimos candidatos para la compra de Yoigo, pero el proceso se detuvo. Estamos abiertos a cualquier oportunidad que se nos presente en el móvil, aunque no creo que surjan muchas ocasiones.
P. Le llamaron para declarar durante unos días por el escándalo Tapie. ¿Cómo cree que acabará?
R. Personalmente, he presentado un recurso contra la medida tomada hacia mí porque la considero totalmente injustificada. Hay una instrucción en curso que creo que todavía tomará tiempo. Mis funciones en la dirección del grupo Orange han sido confirmadas y dedico el ciento por ciento de mi tiempo a los asuntos de Orange.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada