martes, 29 de octubre de 2013

La pobreza en la infancia te afecta el control de las emociones de adulto

Ser pobre de niño daña literalmente tu cerebro
Mire estos cerebros. Las regiones que se presentaron - la corteza dorsolateral prefrontal (CPFD), la corteza prefrontal ventrolateral (CFPV), y la amígdala - todos juegan un papel en el manejo del estrés y la regulación de las propias emociones. Un grupo de investigadores realizaron escáneres fMRI de jóvenes de 24 años de edad y midieron cómo sus cerebros respondieron a las imágenes negativas (por ejemplo, una imagen de un grupo de gente llorando). Aquellos que fueron capaces de "reevaluar" su reacción negativa a la imagen y mantener sus emociones bajo control tenían más actividad en sus DPFCs y VPFCs y una menor actividad en la amígdala. Así que actividad CPFD/CFPV superior y actividad de la amígdala  inferior es indicativo de una mayor capacidad para manejar el estrés y las emociones negativas.


Pero aquí está la cosa - los investigadores trazaron sus resultados de los escaneos fMRI contra los ingresos de las familias de los 24 años de edad cuando tenían 9 años. Incluso controlando los ingresos de los participantes en el estudio como adultos, sus ingresos en la infancia fueron altamente predictivos de cómo el cerebro maneja el estrés a la edad adulta. Los que crecieron en familias pobres tenían menos actividad CPFD/CFPV y más actividad de la amígdala, exactamente lo contrario de lo deseado.La pobreza te jode hasta el cerebro, incluso años más tarde.

Usted puede leer el estudio completo aquí, o haz clic en "saber más" para un gran resumen de Emily Badger.

Know More (Washington Post)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada