jueves, 3 de octubre de 2013

Mercado laboral de ejecutivos y profesionales congelado

En un mercado laboral "congelado", el empleo temporal ahora pisa fuerte entre los ejecutivos y profesionales
Por la imposibilidad de las empresas de crear nuevos puestos de trabajo, el modelo de contratación de servicios eventuales, tradicionalmente ligado a la base operativa de la pirámide, está virando hacia mandos medios y altos. ¿Qué perfiles pican en punta con esta nueva modalidad basada en proyectos?
Por CECILIA NOVOA - iProfesionales



El modelo de contratación de servicios eventuales, tradicionalmente ligado a la base operativa de la pirámide, está virando hacia mandos medios y altos, es decir, hacia aquellas posiciones consideradas críticas por su directo impacto en el negocio.
El reclutamiento de ejecutivos a través de proyectos puntuales es una tendencia que está en auge a nivel global, sobre todo en Estados Unidos y Europa. Y, aunque impensada hasta hace apenas unos años, esta modalidad ya es utilizada por importantes empresas en la Argentina.
Es que, gracias a este sistema, las compañías que no pueden incrementar su nómina, logran responder a un incremento de la demanda de trabajo temporal con los recursos necesarios a nivel local.
"En nuestro país, las empresas empezaron a optar por el interim management hace un año atrás", aseguró María Olivieri, Executive Manager de la consultora PageGroup, la cual entre sus unidades de negocios cuenta con Page Interim, una firma exclusivamente dedicada a cubrir este tipo de pedidos.
Y completó: "Una de las razones del crecimiento de esta modalidad de contratación es la no creación de puestos de trabajo permanentes por la falta de nuevas inversiones. Por un lado, en el caso de las multinacionales, cualquier incremento de la nómina hay que explicárselo a casa matriz. Por otro, como muchas veces son por períodos o proyectos puntuales, no tiene sentido aumentar los costos fijos".
Aprovechando este "congelamiento" que desde hace varios meses sufre el mercado laboral, la consultora arrancó cubriendo pedidos para cubrir posiciones junior -como, por ejemplo, analistas- y a medida que pasaron los meses fueron subiendo el seniority hasta llegar a seleccionar ejecutivos para hacerse cargo de direcciones temporales.
Según explicaron en Page Interim, otras de las razones por las cuales las organizaciones optan por este tipo de reclutamiento eventual son:
  • Períodos de ausencia prolongada o de licencias por maternidad.
  • Proyectos específicos como, por ejemplo, fusiones o adquisiciones. 
  • Recursos complementarios durante períodos de alta demanda. 
  • Start-up de compañías.
A quiénes motiva esta nueva opción 
De acuerdo con Olivieri, "entre los profesionales interesados por esta nueva modalidad, encontramos perfiles con trayectorias de cuatro o cinco años de permanencia en una compañía que eligen embarcarse en este tipo de proyectos en busca de crecimiento profesional, o como la manera de ingresar en una empresa de primera línea para la que ambicionan trabajar y que, por la manera tradicional, quizá se les complicaría".
También, apuntó, les resulta atractiva a aquellos candidatos que están buscando un cambio de área o a quienes están pensando en retirarse del mercado. "En este último caso, es una buena opción para brindar consultoría al cliente y encontrar una nueva veta para su carrera", aseguró.
"Incluso -aseguró Olivieri- tenemos casos de personas que están como jefes y que al llamarlas para una gerencia temporal, aceptan. Es que, como no ven posibilidades de desarrollo en su puesto actual, deciden tomar el riesgo, aún en el contexto actual del país".
Claro que a quienes mejor les calza este modelo es a los jóvenes y a los profesionales que hace unos años fueron expulsados del mundo corporativo -o decidieron salir por su propia voluntad- y que hoy están queriendo reinsertarse pero, dada su edad, no les resulta fácil. Así,pueden volver "al ruedo" como consultores y brindar su experiencia y conocimientos en un proyecto puntual.
En cuanto a la Generación Y (profesionales nacidos a partir de 1982) el promedio de permanencia en cada experiencia se encuentra entre los 6 meses y el año, por lo cual una alternativa de este tipo les permite conocer diversas industrias con una mayor exposición a los diferentes estilos de gestión, clientes, culturas, entre otros factores, proporcionándoles un enfoque claro para orientar su carrera y ampliar sus conocimientos y adquirir nuevas habilidades.
Por otro lado, apuntó la Executive Manager de PageGroup, "los jóvenes lo ven como una alternativa porque muchas veces salen de la universidad y no saben bien qué les gusta, entonces es una buena oportunidad para conocer distintas áreas sin comprometerse a largo plazo".
En tanto, Martín Gerding, consultor senior de la firma, comentó que "en la actualidad es altamente valorada la experiencia adquirida en varias empresas, con diferentes culturas, idiosincrasias y mecanismos de respuesta ante diversos momentos del mercado".
Y destacó que, en relación a estos escenarios, hay competencias como la capacidad de adaptación y la flexibilidad para atravesar este tipo de situaciones que se posicionan como "primordiales".
Los financieros pican en punta
Respecto a los perfiles más contratados, en el primer semestre del año, el segmento de profesionales para proyectos temporarios muestra un 57% de las solicitudes en el segmento de Finanzas.
En segunda medida, el sector de Recursos Humanos se posiciona con la posición de analista con un 18% de las solicitudes, seguido por Ingeniería y Supply Chain con un 16% y Marketing y Ventas con el 9 por ciento.
"Entrevistamos profesionales proactivamente y les preguntamos si están dispuestos a trabajar en empleos temporarios, por proyectos", contó Olivieri.
Y añadió: "Si bien al principio los postulantes no conocían esta modalidad, a medida que pasan los meses vamos viendo que cada vez más gente lo considera como una alternativa. Incluso, hay candidatos que saben que se están por quedar sin trabajo porque sus compañías se están reestructurando o que, motivados por un cambio, se postulan a posiciones temporales".
Para la etapa que dure la eventualidad, la remuneración mensual que percibirá el profesional se fija de la misma manera que para una posición permanente y, en general, se ofrecen los mismos beneficios que el resto de la dotación.
Por ley, el período máximo en el que tanto un ejecutivo como un trabajador de menor calificación pueden desempeñarse como "temporarios" o "eventuales" es de un año, con posibilidad de extenderlo seis meses.
Una vez finalizado el contrato entre Page Interim y su empresa cliente, el ejecutivo queda libre en el mercado.
No obstante, desde la consultora enfatizaron que el 80% de los profesionales que ingresó a una compañía bajo esta modalidad de contratación terminó siendo efectivizado una vez cumplido el plazo del proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada