sábado, 1 de noviembre de 2014

Comunismo magistralmente inútil

Salud, educación, vivienda, y alimentación


Esas son las 4 banderas que todo comunista repite incansablemente como los logros de la Revolución cubana.
Ahora bien. ¿A qué hacemos referencia, cuando hablamos de "alimentación"?
Te explicamos. La dictadura castrista, le entrega a los cubanos una libreta de racionamiento, con la que pueden acceder (siempre y cuando consigan) una ración de alimentos a precios "subsidiados". Nada de gratis, como muchos comunistas suelen confundirse o erróneamente fundamentan.
¿Qué se incluye en esa ración? (Tener en cuenta que es mensual, y por persona)
- 5 huevos,
- 1,8 kg de azúcar. (3/4 de blanca, 1/4 de prieta -negra-)
- 3 kg de arroz,
- 4,5 kg de frijoles,
- 300 cm3 de aceite,
- 1,8 kg de café,
- 1 kg de sal (por núcleo familiar, no por persona), y
- 250 grs. de pollo o mortadela o pescado (cuando hay).
Antiguamente, la libreta también incluía carne de vaca, leche fresca, jabones, pasta dental y hasta cigarrillos a precios subsidiados. Antiguamente. Hoy sólo les queda el recuerdo.
El resto de los alimentos deben conseguirlos a "precio de mercado", en las tiendas para turistas, o en el mercado negro. Para que tengan una idea, una botella de aceite de 900 cc, cuesta entre 3 y 4 dólares, mientras el sueldo mínimo de un cubano, es de 8 dólares al mes.
Claro, seguramente muchos comunistas se excusarán esto con el "bloqueo americano" (en realidad, embargo), obviando por supuesto, la prohibición por parte de la dictadura para criar animales de consumo, tener su huerta propia, o emprender un próspero negocio personal con el cuál acceder a los alimentos a precio de mercado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada