martes, 21 de abril de 2015

Corea del Sur se acerca, orgullosa y trabajosamente, a Francia

En 2020, los surcoreanos tendrán un mejor nivel de vida de los franceses
Escrito por Matt Phillips - Quartz




Vale la pena celebrar. (Reuters / Kim Hong-Ji)

Muchos coreanos tienen una afinidad por lo francés. A saber, los alimentos horneados franceses. Sea testigo de la aparición de cadena de panaderías Paris Baguette de Corea, que pretende convertirse en el McDonalds de panaderías de estilo francés. (Los franceses no aprueban.) Tenga en cuenta que incluso en medio de una hambruna generalizada en Corea del Norte, las élites no están tratando desesperadamente de encontrar la manera de tener en sus manos una buena baguette.
En cualquier caso, si una guerra de ofertas baguette mundial estalla, los surcoreanos están cada vez mejor situada para competir.
En Corea del Sur, el PIB-una galgo en términos de crecimiento de niveles de vida per cápita- ha ido ganando terreno en lo que tradicionalmente han sido algunos de los países más ricos del mundo. PIB de Corea del Sur per cápita se ha más que duplicado desde el final del siglo 20, a $ 35.277 el año pasado, ajustado por paridad de poder adquisitivo. En un reciente análisis, los analistas de Moody previeron que el PIB de Corea del Sur por habitante se va a incrementar a 46,980 dólares en términos de PPA en 2020, situándola por encima del PIB pronosticado de Francia per cápita de $ 45.887 mil.



Es difícil exagerar el logro notable que representan esto. A raíz de la guerra de Corea, Corea del Sur era una de las naciones más pobres del planeta. Su ingreso per cápita en ese momento estaba a la par con algunos de los países más empobrecidos de África Subsahariana. Era pobre en recursos, sin apenas riqueza mineral de la que hablar. Pero bajo el liderazgo autoritario del General Park Chung-hee, que dirigía el país tras el golpe de 1961 hasta su asesinato en 1979, el país industrializado a una velocidad vertiginosa, enfocándose intensamente en sectores en los que el país poco antes tenían que sin experiencia, tales como acero, la construcción naval y la electrónica.

Por qué funcionó es una historia compleja de circunstancias, el tiempo, la industria dirigida por el Estado, y trabajando muy duro. Los lazos de Corea del Sur con los Estados Unidos, que ocuparon el país después de la Segunda Guerra Mundial y durante la Guerra de Corea, bombearon miles de millones en dinero en efectivo en el país, proporcionando un flujo útil del capital. La devastación masiva de la guerra sentó las bases para años de crecimiento superior a la tendencia después, ya que el país fue reconstruido edificio por edificio. Las políticas proteccionistas escudaron a los grandes conglomerados industriales, los chaebols, a la que el gobierno canalizó un flujo de préstamos a bajo interés. Y las leyes laborales represivas mantuvieron salarios baratos, lo que permitió un auge exportador.
En La ventaja de competitividad de las naciones, el gurú de la competitividad de la Harvard Business School Michael Porter escribió de Corea de que "todo el mundo tenía que empezar de cero, motivados por un sentido de crisis, un resentimiento persistente de los japoneses, y la sensación de que no había nada que perder. El espíritu competitivo que ha resultado es quizás la mayor fuente de ventaja de que empresas coreanas han poseído ".
La competitividad implacable también parece llevar algunos costos pesados. Los niños en edad escolar en apuros de Corea alinean constantemente entre el mundo menos feliz. Las tasas de Corea del consumo de licor y el suicidio han estado rutinariamente entre los más altas del mundo.
En parte debido a todo el estrés, las tasas de natalidad han derrumbado y la población está envejeciendo rápidamente. De hecho, para el milagro económico de Corea para continuar, el país necesita niños. Y para que eso suceda, Corea puede tener que mirar más allá de baguettes a otros elementos de la cultura francesa, como una red de seguridad social, de clase mundial, lo que ha ayudado a poner las tasas de natalidad franceses entre algunos de los más altos del mundo desarrollado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada